S.O.S de ANALAC por importaciones de lácteos de Estados Unidos y la Unión Europea

Bogotá, D.C. abril 26 de 2016. El ingreso al país de 20.564 toneladas de productos lácteos provenientes de Estados Unidos y la Unión Europea durante los primeros tres meses del año, sumado a los posibles incrementos en la producción interna debido a la llegada de la época de lluvias, encienden las señales de alerta del sector, ante la posibilidad de que se repita la “enlechada” del año pasado.

Con corte a 31 de marzo de 2016 se agotó el cupo de importación de leche en polvo (13.253 toneladas) provenientes de Estados Unidos y de la Unión Europea. Adicionalmente, debe tenerse en cuenta que el diferencial de precio entre el mercado interno y el internacional, estimula el ingreso de estos productos al país: la cotización promedio de la tonelada de leche en polvo entera en el mercado internacional se ubicó en 2.068 US$/tonelada en el mes de abril, mientras que en Colombia “a febrero” fue de 3.806 US$/tonelada.

 

Aunque el volumen de leche en polvo importada tiene una participación porcentual relativamente baja frente a la producción nacional, sí se generan efectos distorsionantes en el mercado interno, tales como la reducción de compras por parte de la industria y presión a la baja del precio al productor. Fenómeno muy parecido a lo sucedido a mediados del 2015, cuando la industria solicitó a los productores disminuir sus niveles de producción; dejó de comprar leche cruda y disminuyó los precios de compra.

 

Por ello, ANALAC ha venido reiterando lo solicitado al señor Ministro de Agricultura en razón a lo acontecido en épocas pasadas. En particular, se ha hecho énfasis para que se adopten medidas de compensación al precio interno al productor, incluir al sector lácteo en el programa Colombia Siembra, a fin de sustituir importaciones y generar condiciones de productividad y competitividad, y hacer rentable el negocio para los productores.

 

Debería, adicionalmente, revisarse el impacto de las políticas públicas dirigidas al sector, entre ellos los resultados del CONPES 3675 de 2010, el cual tiene por objeto disminuir los costos de producción, incrementar la productividad, profundizar y diversificar los mercados interno y externo y aprovechar las oportunidades y ventajas comparativas que tiene el sector.